fbpx

Realidad aumentada, realidad virtual y realidades mixtas. ¿Qué son y para qué sirven?

Realidad aumentada, realidad virtual y realidades mixtas. ¿Qué son y para qué sirven?

Explicamos las diferencias entre estas tres tecnologías que están íntimamente relacionadas y que pueden ser utilizadas en el sector de la arquitectura, ingeniería y construcción.

La investigación de las realidades extendidas (realidad aumentada, realidad virtual y realidad mixta) comenzó hace varias décadas. Sin embargo, no ha sido hasta los últimos años cuando estas tecnologías están empezando a tener un impacto directo en los consumidores. En cifras de ámbito mundial, la inversión en estas tecnologías alcanzarán a finales de 2023 los 140.400 millones de euros.

Un punto de inflexión sobre el uso de estas tecnologías extendidas tuvo lugar en 2020, cuando el impacto de la COVID-19 impulsó el mercado de estas tecnologías de forma prominente, creciendo tanto en producción y ventas de hardware como en desarrollo de contenido y aplicaciones. 

Los smartphones, los dispositivos RA y RM prometen convertirse en tecnologías esenciales y remodelar por completo la forma en que las personas se comunican y acceden a servicios e información. Por ello, las empresas están tratando de adaptarse a esta nueva tendencia, reformulando sus servicios para interfaces espaciales y entendiendo cómo funcionan.

En BIMserver.center, plataforma mundial abierta de colaboración en la nube para proyectos de arquitectura, ingeniería y construcción utilizando formatos estándar abiertos, también hemos apostado por el desarrollo de estas tecnologías disruptivas para ofrecer a nuestros usuarios y clientes las mejores herramientas para que puedan llevar a cabo sus proyectos constructivos con mayor seguridad y eficiencia.

Por ello, y siendo conscientes de que todavía hay algunas dudas sobre las diferencias que hay entre realidad aumentada, realidad virtual y realidades mixtas vamos a explicar brevemente cuáles son las características de cada una de ellas y sus diferencias.

Realidad virtual

La realidad virtual es la tecnología que permite sustituir nuestro entorno por otro generado de forma digital. Para poder crear este nuevo entorno, la realidad virtual necesita normalmente de unas gafas de realidad virtual para poder llevarnos al nuevo lugar y vivir todo tipo de experiencias que suceden como si fuera la vida real. Esta tecnología se utiliza para crear mundos, entornos y realidades independientes del exterior con las que se puede interactuar.

Realidad aumentada

La realidad aumentada es la tecnología que nos permite superponer capas de información al mundo físico en el que nos encontramos. La principal diferencia que existe respecto a la realidad virtual es que no crea un entorno nuevo e independiente a la realidad, sino que crea contenidos virtuales que se aplican sobre el mundo real. Para utilizar la realidad aumentada, tan solo es necesario un teléfono inteligente con una cámara o una tablet y una aplicación de realidad aumentada. Aplicada al sector de la construcción, la realidad aumentada implica una serie de beneficios, como mejorar la comunicación entre los agentes, agilizar procesos, ahorrar costes, reducir errores y mejorar la productividad.

Realidad mixta

La realidad mixta, por su parte, es una tecnología más compleja que las dos anteriores y puede definirse como un híbrido de la realidad aumentada y la realidad virtual. En concreto, en la realidad mixta se fusiona el mundo físico con el mundo digital. Para ello, ofrece al usuario un mundo virtual, recreado sobre el mundo real, que nos permite interactuar con el primero sin evadirnos totalmente del segundo. Así, por ejemplo, cualquier objeto virtual colocado sobre un entorno físico recibirá información sobre el espacio real y su contexto, lo que hace que factores como la iluminación influyan en la percepción que tenemos de los objetos virtuales.

Tecnologías para un uso profesional

Estas tres tecnologías están llamadas a coexistir y complementarse porque ofrecen experiencias distintas según el sector en el que se apliquen. Al respecto, el informe XR INSIDE 2021 (NTT DATA) señala que desde 2020 la inversión de empresas de sectores económicos ajenos a la industria del entretenimiento, líder del uso de estas tecnologías, está creciendo a pasos agigantados.

En concreto, las áreas de interés que más están creciendo son las de Formación, Educación, Cuidado con Salud, Turismo y Juegos. Debido a ello, el estudio constata que “las empresas están tratando de adaptarse a esta nueva tendencia, reformulando sus servicios para interfaces espaciales y entendiendo cómo funcionan”.

Ya en 2018, el Informe XR: Radiografía de la realidad virtual, aumentada y mixta en España elaborado por la Fundación Telefónica detalló la penetración por sectores económicos de estas tecnologías en España:

Uso de las realidades extendidas por países

Por su parte, el último informe elaborado por PwC Seeing is believing. How virtual reality and augmented reality are transforming business and the economy hace hincapié la evolución de la industria de las realidades extendidas para que estima que generará un volumen de negocio de hasta 1,5 billones de dólares en la economía mundial en 2030.

Por países, Estados Unidos sería el más beneficiado por la aplicación de estas tecnologías al estimar que la AR y la VR tendrán un impacto económico de 515.520 millones de euros en 2030, lo que equivale a un incremento de su PIB del 2,83%. Al país norteamericano le siguen China y Japón que, con 175.968 y de 137.472 millones generados, respectivamente, experimentarán crecimientos del 2,09% y del 2% en su PIB. 

En Europa, el estudio se centra en los casos de Alemania, Finlandia, Reino Unido y Francia que, según el documento, verán crecer su producto interior bruto un 2,46%, un 2,64%, un 2,44% y un 0,72%, respectivamente.

mm
Compartir

Artículos relacionados