fbpx

Migración progresiva: Intégrate de forma gradual en el entorno BIM

Compartir:

Los integrantes del grupo de trabajo no requieren de una formación previa para integrarse en flujo Open BIM, ya que no necesitan modificar sus actuales hábitos de trabajo al no tener que emplear las grandes herramientas BIM de forma obligatoria.

Información distribuida

Actualmente, para llevar a cabo el desarrollo de un proyecto se necesita la intervención de un grupo de trabajo determinado, en el que cada tarea está perfectamente asignada según el ámbito de conocimiento de cada usuario.

Esta forma de trabajo tiene una difícil implantación en las herramientas BIM actuales, ya que toda la información del proyecto se encuentra centralizada y gestionada por la misma aplicación en un único fichero, en su formato propio. Además, obliga a todos los integrantes del equipo a trabajar con la misma herramienta y a trabajar con todo el volumen del proyecto.

En el flujo de trabajo Open BIM, la información que compone el proyecto se distribuye según las disciplinas que intervengan. De esta manera, cada usuario genera y gestiona únicamente la información referente a la parte del proyecto de la que es responsable.

Desarrollo por fases

Con las aplicaciones BIM existentes, se necesita conocer las soluciones que se van a adoptar en el proyecto, desde las fases iniciales de su desarrollo. Además, dicha información se requiere con un nivel de definición que difícilmente se conoce a priori. Esto hace que, actualmente, los modelos BIM se generen como resultado final y opcional de todo el esfuerzo de proyecto y como una tarea manual y específica, es decir, desacoplada del proceso de toma de decisiones en la fase de proyecto.

El flujo Open BIM, al desarrollar el proyecto de forma progresiva, permite aportar, valorar y establecer, sobre el modelo BIM, las soluciones que puedan ser consideradas convenientes en la fase de proyecto.

Además, al poder actualizar el modelo BIM en cualquier momento, puede definirse con mayor o menor detalle cada una de las áreas que componen el proyecto, en función de la fase de desarrollo en la que se encuentre. Es decir, cada disciplina puede definirse en función del momento, pero también en función del resto de campos que intervienen, pudiendo comprobar si existen incoherencias entre todas ellas y rectificar aquello que sea necesario.

Aplicaciones especialmente diseñadas

Una de las características fundamentales de las aplicaciones BIM es la facilidad con la que se obtienen planos del proyecto a partir del modelo de diseño. Ahora bien, realizar planos especializados con una aplicación BIM genérica es complicado, ya que los criterios para realizarlos dependen estrictamente de la disciplina, la normativa de aplicación o el país en el que se esté llevando a cabo el proyecto.

En el flujo de trabajo propuesto, las soluciones que se adoptan para cada una de las disciplinas son muy precisas y específicas. Dichos resultados son obtenidos a través del uso de aplicaciones especialmente diseñadas para tal fin.

Además, las propias aplicaciones especializadas son capaces de generar la documentación específica para esas soluciones en concreto, tales como planos, esquemas, mediciones o listados, adaptadas al entorno normativo correspondiente.

mm
Compartir:
mm

The BIMserver.center Team

The BIMserver.center Team is a group of specialists dedicated to different areas of the architecture, engineering and construction sector. Together, they discuss, promote and disseminate the technology Open BIM around the world.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *